Pim, Pam, Pum, Alejandro Rebolledo. - Mariana lee

sábado, 5 de agosto de 2017

Pim, Pam, Pum, Alejandro Rebolledo.


Que no sea marico nadie.

Cuando este libro fue publicado por primera vez, yo ni siquiera había nacido pero, curiosamente, retrata muy bien mi realidad. Salió a las calles en 1998 y toda su historia se lleva a cabo antes de la fecha, sin embargo, resume bastante bien la realidad de mi Venezuela “socialista” del siglo XXI. Es una novela para nosotros y sobre nosotros, lo que la convierte en un libro imprescindible para todo aquel que se considere venezolano y que se ha convertido en mi favorita, por mucho.

Lo cierto es que supe de la muerte del autor, que fue hace relativamente poco, pero no fue hasta esta misma semana que decidí leer su primera novela. En el mes de agosto, sólo leeré autores venezolanos y Pim Pam Pum era uno de esos libros imprescindibles que no me podía faltar, pues demuestra que la violencia y la “viveza del venezolano” son dos semillas profundamente plantadas en las entrañas del venezolano, siendo esta novela el vivo y glorioso ejemplo de ello.
PD: Aprovecho para decirles que si tienen alguna recomendación sobre literatura venezolana, déjenmela en un comentario, tengan por seguro que la leeré y la reseñaré, ya que quiero ampliar el #ProyectoVenezuela (y si eres un autor / editorial y quieres que lea tu libro, mi correo de contacto está en la parte derecha de la página).

Tenemos a Luis, Caimán y Chicharra, tres jóvenes venezolanos que recorren las calles de los barrios de caracas, llenas de caos, desconcierto, intriga, acción y la muerte que los ronda. Rebolledo menciona que su lema es “follar, rumbear y tripear”, pues la vida de estos chamos se basa en el deseo de conseguir lo que sea al precio que sea y cuando sea, enfrentándose a duras situaciones gracias a esto, llevándolos a la vida o a la muerte. En una Caracas de finales de los 90, el escritor retrata a una realidad que algunos prefieren obviar y que trae consigo una generación cuyo “único futuro posible era escoger entre el fracaso y el escape”.

Es un relato sobre los males que hemos sufrido durante los últimos años, la pudrición progresiva de Caracas y de esa brecha entre clases, frente a la que algunos prefieren obviar que existe, pero que se hace presente en la necesidad de unos y el derroche de otros. Rebolledo aborda la juventud, que se desarrolló entre los ochenta y noventa y que se extiende hasta nuestros días, llena de transgresión y una desencantada visión de la vida, pues solo osan a perderla, experimentando sensaciones de vacío, de desarraigo frente a un mundo que no los comprende, en un entorno lleno de incertidumbre y violencia.

Muestra a una generación marcada por la autodestrucción, con escenarios llenos de nostalgia, que evocan a amistades, lejos de la droga, en una realidad distinta a la que comparten ahora, donde sólo son piedras que deambulan por una sociedad que los patea, con una vida al límite, marcada por el consumo, la adicción y el sexo. Caracas se presenta como una ciudad que experimenta con ellos, como una metáfora al Tártaro en la mitología griega, que los pone al límite y que le demuestra al lector qué es eso que algunos llaman vida, que se lleva en el presente, que no piensa en el pasado y donde no interesa el futuro.

Con personajes faltos de identidad, el autor presenta la realidad de un país que, así como sus personajes, no está consciente de quién es, agresivo, incoherente y con habitantes que deambulan por sus calles sin futuro, faltas de oportunidades, que perdió todo su encanto y que deja a sus personajes, irreverentes, ante el caos de su final destrucción.

El escritor forma parte de esa nueva literatura latinoamericana que abandona las haciendas, el realismo mágico y todo lo anteriormente conocido, para abrir paso a una nueva narrativa que, al igual que la anterior, denuncia y critica, sólo que con un tono irreverente, melancólico y triste, que evoluciona con el paso a la modernidad, en una urbe que nos deforma, como demostración de la famosa frase de que el ambiente nos condiciona.

“Ya Los Palos Grandes no es igual, Caracas no es igual. Están aterrorizados con la violencia, los robos y esas mierdas, pero qué va, nadie me engaña, Caracas es más pangola ahora. Choros, muertos, asaltos y pobreza desde que tengo memoria existieron, pero en los últimos años, además de eso, la gente se ha vuelto paranoica, más moralista y conservadora. Antes había libertad, drogas y locura. No sé, o la gente anda en otra nota o yo me quedé en una. Hay una nube negra sobre este maldito lugar”.

Alejandro Rebolledo era, además, DJ, lo que le permitió conocer a profundidad las diversas personalidades que describe, así como el lenguaje cotidiano que emplea. Le ayuda a representar el universo de un personaje frito por las drogas y una “niña bien” que se ve envuelta en él, construyendo un catálogo de personajes diversos y distintos, cuya condición se afirma ante cada suceso. Con una prosa directa y sin adornos, nos da a conocer este pedacito de mundo, con una “oralidad juvenil” que llena de verosimilitud los hechos narrados y que permite que se hable de ellos, sobre ellos y desde ellos, con un lenguaje mediocre que refleja el estado de sus cuerpos y almas.


 Julián, Caimán, Chicharra y Luis. De la pandilla de Los Palos Grandes sólo quedamos dos. Caimán en silla de ruedas y yo. A Chicharra lo mataron en el 87. De loco se fue con un BMW a controlar perico a Sarría y de allí no salió. Julián se despidió en el 92. Se pegó un tiro por culpa de Claudia, la puta esa, que lo dejó por Carlos”, por ejemplo, dejando que sus personajes fluyan.

En definitiva, Pim Pam Pum de Alejandro Rebolledo es el relato crudo de esa ciudad que se devora a sus habitantes. Como en esas grandes novelas de mediados del siglo XX donde el ambiente actuaba como principal, Caracas se presenta como la urbe que todo lo destroza, que puede con sus personajes y que surge como la gran protagonista de esta historia de muchachos de barrio atolondrados por las drogas y las malas decisiones, en un ambiente que puede más que ellos. Una novela de culto para la cultura pop venezolana, que nos describe, nos alaba y nos destruye, que concluye en una trama sobre alguien que quiere irse y no puede hacerlo, así como otros tantos que sienten no pertenecer a este caótico lugar, mostrando a los caraqueños sin maquillar, siendo Pim Pam Pum un retrato de la cotidianidad, donde cualquier parecido con la realidad (no) es pura coincidencia.

10 comentarios:

  1. Un placer haber caído rendida en tu blog Mariana.
    No conozco a ningún autor venezolano, así que no puedo encomendarte ninguna lectura. No obstante, conozco, no de lleno, pero si de oídas las calamidades por las que está atravesando Venezuela. Puede que no sea igual de consciente como vosotros de lo que es vivir bajo una política aterradora, pues estoy al margen de la política tanto de países extranjeros como del mío - España -, pero por supuesto no estoy a favor de que los ciudadanos sean el último mono del poder, bien sea cual sea el país que nos atañe.
    Espero que puedas encontrar muchos más libros que traten el tema de la violencia, sexo y drogas de una manera tan real y cercana como lo hace Rebolledo. Esconder la verdadera situación no es más que sacar a la luz una utopía a la vista de personas que se mueren por conocer el país. Tan favorable es conocer lo bueno como lo malo de un propio país, y a pesar de que hay personas maravillosas en el vuestro os estáis viendo contaminados por una sarta de adversidades que van en contra de vuestra ética y moral.
    Espero que pronto se solucionen los problemas por allí. De corazón.
    Un besazo guapa, me quedo por aquí para conocer más autores latinoamericanos ;)

    Etérea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he quedado sin palabras. Muchas gracias por ser la diferencia que marca el mundo.

      Eliminar
  2. Acabo de leer tu tuit sobre el comentario de etera y me surge una pregunta, quién te crees que eres para andar declarando a los españoles como resentidos que no saben? Como si fuesen una manga de ignorantes. Nunca te has pensado que tal vez tu eres la que no sabe!?, Alguna vez te has dedicado a estudiar la historia, no solo de tu país sino también de otros países, sobre los presidentes y los gobiernos, los partidos políticos,las estrategias de la propaganda y los medios de comunicación, de los intereses creados, y como todo esto se relaciona, de las guerras civiles que dejó la América sobre latinoamerica, y sobre los países del medio oriente con su famosa primavera árabe. Tal vez requieras aprender inglés para que puedas enterarte de más cosas. Estudia la geopolítica, esto en conjunto con tus habilidades literarias te dará un campo infinito para la escritura de obras. Algo muy importante, solo confiate de lo que estudias a fondo, el ser humano es raro es eso pero completamente entendible a la vez, nos creemos lo primero que nos dicen. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada quien responde a lo que se siente ofendido. Mucha gente de tú país, que conozco muy bien su historia, por cierto, opina en twitter sobre lo que no sabe, defendiendo la narcodictadora que YO vivo y que me afecta A MI. Sí, estoy consciente de que todo no lo sé, evidentemente tú tampoco. A partir de este punto, te volviste un 8 redactando tu respuesta. Triste que, así como lo que criticas, seas un resentido que se toma el tiempo de venir aquí a decirme que quién me creo. Hasta donde sé soy Mariana, me gusta leer y creo que he hecho una buena reseña. Allá tú cómo te lo hallas tomado. Te recomiendo también que estudies un poco, para ver si mejoras tu redacción y dejes de juzgar por lo primero que vez.

      Saludos y gracias por la visita.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Vaya, creo que somos contemporáneas entonces.
    Es difícil leer una reseña de un libro tan fuerte y certero como este, también vivo en un país dónde la situación es complicada pero no tan fuerte como ustedes; lo curioso de un libro es que cuando la escena es fuerte o no te gusta la trama puedes cerrarlo y es suficiente; cuando refleja la realidad es una cosa diferente y dolorosa.

    Espero que pronto lleguen a una paz y un entendimiento, que tengan la libertad que se merecen y alabo mucho tu reseña y tu investigación del autor para mostrar como afectó el su libro.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Creo que es la mejor reseña que he leido sobre PimPamPum, siempre he pensado que es el libro de mi generación. Me encantó.

    ResponderEliminar
  5. Fedosy Santaella, Norberto J. Olivar, Jaime Ballestas (Otrovagomas), Ricardo Riera, Mónica Montañés, Sonia Chocron, Andrés Hidalgo, Manuel G. Sanchez, Eduardo S. Rugeles, Luis B. Linares, Krina Ber, Manuel A. Sucre, Miguel Acedo, Mauricio Velez... Creo que son suficientes ¿o pedias libros específicos? ¿has considerado hacer vídeos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De algunos ya hay reseña y de otros pronto las habrá. Y sí, hacer vídeos es una meta, pero no tengo el equipo necesario para ello.

      Eliminar