Nieve negra, Camila Valenzuela León.

martes, junio 20, 2017 Mariana Teresa Garcia Escobar 1 Comments


Vivan las buenas historias.

Éste libro tiene una puntuación altísima en Goodreads y cuenta con menos de 120 páginas, así que al ver que fue escrito por una chilena con grandes estudios en las letras no dudé en leerlo. Y que buena decisión. Nieve negra es el ejemplo perfecto de que sí se puede hacer literatura juvenil de calidad y con un trasfondo que deje algo, es de esas novelas que, aunque son cortas y “para niños”, son sumamente contundentes.

Nieve negra nos presenta dos historias que suceden en el mismo lugar pero con tiempos diferentes y en cuenta regresiva vamos descubriendo de la mano de nuestra protagonista que no todo es lo que parece y que hay algo escondido, no sólo en la casa, sino también en ella, ligado con temas propios de la adolescencia, Camila Valenzuela construye a un personaje dentro de éste proceso muy real, ella quiere a su padre, a su perra y se siente muy alejada de su madre, a la que no parece importarle, pero no es un conflicto, porque ella entiende que no tiene por qué caerle bien a su madre, ni tampoco esperar demasiado de ella porque la maternidad no es natural. Además, está ligada al cuento de Blanca nieves, entrecruzado con la cultura latinoamericana, con muchos toques de magia y que en tan solo 109 páginas presenta dos historias paralelas que tienen mucho más en común de lo que parece.

La primera, tiene lugar en Ñuñoa, Santiago, Chile, en tiempos actuales,  y nos encontramos con una niña que vive con sus dos padres y que no se lleva muy bien con su madre. Y por otro lado, nos encontramos en el mismo lugar, solo que en la época colonial, y se nos cuenta la historia de una niña huérfana de madre, cuyo padre se casa con otra mujer, construyendo la historia de la niña, la mujer y la negra (no se usa ningún otro nombre).

La importancia del género femenino en ésta historia es increíble. Muy al estilo de Aura. Toda la historia se desarrolla entre mujeres y se aprecian muy bien las similitudes con la otra historia. Me encantó el personaje de la Negra, que le da cohesión a la historia y que me ha recordado a esas abuelitas que cuentan historias en el campo. La mujer es otro punto interesante, sus motivaciones y obsesiones que forman su punto débil son bastante interesantes, y tal y como la sinopsis adelanta, con ella descubrimos lo que más tememos de nosotros mismos.

Con un final bastante cerrado, que da la sensación de que el mismo lector lleva esperando junto a la negra, el espejo y el árbol el verdadero destino que la niña se merece, termina Nieve negra, una novela que me ha fascinado, que está muy bien y que recomiendo muchísimo. Una sorpresa muy agradable, que me dejó con ganas de mucho más y que fue una excelente ganadora del premio Barco de Vapor del 2014. Un libro juvenil con una perspectiva diferente que recomiendo encarecidamente y que sería genial trabajar en los colegios.

1 comentario:

  1. Hola.
    Wow que interesante reseña y libro, realmente supiste atraerme a él y espero poder leer esta historia en algún momento ya que no sé si la podré conseguir por mi país.
    Me gustan estas historias bien hechas que logran trascender su género, en éste caso el juvenil, y me gusta el hecho que desde este tipo de historias se de importancia al género femenino, y por supuesto la creación de historia parece estar muy bien hecho.

    Casualmente hace unos días leí una novela destinada a jóvenes lectores y me pasó algo bastante parecido a lo que te ocurrió con esta novela. La misma tiene como idea el proceso de iniciación de una joven bruja, pero más allá de ese toque fantástico, la autora supo tejer la historia, transmitir valores y ponderar el papel femenino a través de la importancia de las mujeres en la historia de la familia, y si bien es destinado para un público específico creo que también tiene la capacidad de atraer a cualquier adulto.

    Saludos y muchísimas gracias por esta genial recomendación.

    ResponderEliminar