Mariana lee

lunes, 18 de junio de 2018

Mi vida querida, Alice Munro.

lunes, junio 18, 2018 2
Mi vida querida, Alice Munro.


La autora canadiense nos regala una colección de relatos donde muestra una gama de personajes obligados a traficar con la vida desde su humanidad. Desde comienzos hasta finales, Munro dota a sus relatos de una trascendencia que desde la cotidianidad emociona al lector, atento ante lo que se esconde tras una aparente quietud. El amor y el tiempo forman parte de cada uno de ellos, a veces furtivos, otras no correspondidos o malditos, que regresan para reclamar un cierre. Así, desde la experiencia, la escritora funde la realidad con la ficción y nos trae Mi vida querida, una antología imprescindible.

A través de once relatos, apunta directamente a la feminidad, llegando directamente a los temores, dudas, recuerdos y dilemas de la mujer. Mi vida querida es un libro sensible, cuyos cuentos esconden un trasfondo increíble en situaciones asombrosas.

Munro tiene su Nobel bien ganado, pues al leerla sabemos que no estamos ante algo común. En sus obras hay un mundo muy particular que ningún otro autor comparte, cosa que se evidencia en estos cuentos, que vistos desde cierto punto de vista, surgen como una totalidad fragmentada y preciosísima.  En muchos de ellos, logra explicar vidas enteras en pocas líneas, creando así un género literario propio.

Se centra en lugares que conoce, partiendo de un realismo que le permite fluir con sencillez y originalidad. Sus personajes suelen ser una expansión de sí misma, metódicos, racionales, analíticos, enfrentados a situaciones insólitas que dan pie a reacciones inesperadas, dadas por el choque entre lo femenino y el mundo masculino, que suele darse de manera negativa, normalmente asociada al sexo a los parámetros sociales que llevan a la mujer al aislamiento.

Con un minimalismo narrativo envidiable, la autora nos adentra en sus historias hasta hacernos sentir lo que sus personajes padecen, con acciones que encajan en un contexto cultural e histórico, paseándose por enfermedades, guerras y condiciones que han marcado al mundo. A través de ellos, habla de la insatisfacción, el deseo y la dureza de la vida, en una gama de personajes y vivencias que dan certeza del rico universo literario que Munro ha cosechado.

La canadiense me ha enamorado y me he vuelto adicta a sus cuentos que, en definitiva, tienen que leer.

jueves, 14 de junio de 2018

El reino de este mundo, Alejo Carpentier.

jueves, junio 14, 2018 0
El reino de este mundo, Alejo Carpentier.


En El reino de este mundo, Alejo Carpentier se debate entre el realismo mágico y lo real maravilloso para explorar los orígenes de la independencia Haitiana, donde lo fantástico es lo cotidiano y lo real. Partiendo de una historia original, el escritor utiliza su poder narrativo para armar un relato alucinante e incomparable que recrea los antecedentes de la libertad del primer país latinoamericano en conseguirla, a través de los ojos de un esclavo, en una isla donde la tiranía y la represión se adhieren a la opresiva monarquía de Henri Christophe, dibujando así una tierra que se vuelca al Vudú en medio del auge del poder negro en América y la repercusión de Francia en las Antillas.

Carpentier plantea en un primer momento en el proceso de liberación del pueblo contra Francia, uniéndose para derrotar a quienes los colonizaron, proclamando su libertad. Sin embargo, ya para la mitad del libro, nos habla de ese proceso donde se enfrentaron negros contra negros, a pesar de que provenían de una misma condición, colocándose unos sobre otros, sometiéndose como hermanos.

Por ello, el escritor narra un proceso que abarca más de una vida entera, que inicia y culmina el ciclo de Ti Noel (eje central), presentando la vida de un pueblo que, a pesar de librarse de la esclavitud, nunca es realmente libre. Haití fue el primer país latinoamericano en conseguir librarse del yugo español y hoy en día se encuentra sumido en la miseria y completamente olvidado. Eso deja mucho que pensar.

En El reino de este mundo se evidencia un notable equilibrio entre el realismo mágico y lo real maravilloso, ya que alrededor de los elementos fantásticos y exóticos propios del continente latinoamericano, hay una gran cantidad de denuncias y reclamos contra la sociedad de la época, demostrado en claros ejemplos como la “metamorfosis” para unos y la “ejecución” de Mackandall para otros,  reflejando la visión de otredad del movimiento. Mientras para los franceses es visto como un acto de crueldad pura que pone final a la vida del buscado personaje, para los esclavos de su misma raza es el inicio de su nueva vida, y no paran de reírse porque celebran el comienzo de su ciclo. Así, Carpentier muestra las costumbres y religiones del pueblo mediante lo real maravilloso y denuncia el yugo español que no comprende su ideología con el realismo mágico.

Partiendo de una imaginación desbocada que acude a una realidad absurda, Carpentier se deslumbra ante la cuestión de si es la realidad la que persigue  a la imaginación o viceversa, demostrado a través del personaje de Ti Noel, que se asombra ante una realidad que lo avasalla. ¿Cuán real viene a ser lo maravilloso, y cuán maravilloso viene a ser lo real?, se pregunta, imaginando con delirio.

«Para empezar», dice Carpentier, «la sensación de lo maravilloso presupone una fe», y lo maravilloso comienza a serlo de verdad cuando surge de una alteración de la realidad, permitiendo concluir que no era la modernidad que los europeos traían, sino el pasado represado que se resolvía en sacristías, supersticiones y brutalidad, unificando mediante la novela un movimiento que recalca las tradiciones y orígenes haitianos, en busca de una consciencia latinoamericana propia, autónoma e independiente.  

A lo largo de la novela, el personaje busca su libertad, pero también a sí mismo, en pro de lograr su salvación, representando al pueblo latinoamericano que está en un constante círculo en búsqueda propia en función de la opresión impartida siempre hacia a ellos y el desconocimiento de su ser; que no logra cerrar ante un mundo que se le derrumba. Sin embargo, seguimos sumergiéndonos en este viaje mágico que es nuestro continente, de la mano de Carpentier que nos lleva a conocer la historia de Haití, en una novela bien hecha, cargada de ironía, en un ciclo vicioso donde todo final es un origen. En definitiva, un viaje por el reino de este mundo que es, sin duda alguna, ¿nuestro?

martes, 12 de junio de 2018

De amor y de sombra, Isabel Allende.

martes, junio 12, 2018 1
De amor y de sombra, Isabel Allende.


En esta novela, Allende encierra los temas sobre los que giran el amor y el odio, dos sentimientos que se desarrollan paralelamente en la novela y que lichan por sobreponerse uno al otro, pero ¿quién vencerá?. Con un narrador en tercera persona, la trama se desarrolla y nos acompaña mostrando los hechos a partir de una realidad social complicada que busca renunciar, dando paso a una obra fascinante de mano de una de las mejores escritoras que el mundo ha visto nacer.

De amor y de sombra abre con el inicio de la dictadura chilena y se centra en tres familias, los Beltrán, adinerados y llenos de apariencias, los Leal, recién llegados de España y los Ranquileo, muy pobres, que se acaban uniendo por pequeñas coincidencias hasta que su destino se entrelaza sin remedio. Allende deja ver cómo la opresión del gobierno y el ejército afectan de manera particular a cada cual, según su estatus. Marca una clara diferencia entre el pueblo llano, falto de educación, que mitifica todo lo que le rodea y los ricos, cuyas cuentas bancarias han vivido tiempos mejores, pero prefieren fingir que viven en un mundo maravilloso.

El amor es el eje central de esta novela, surgido por las difíciles circunstancias de Irene Beltrán y Francisco Leal, que da pie a mostrar el cariño familiar y lo mucho que les cuesta subsistir, ligados al patriotismo, el dolor del desarraigo y el saber que tus ideas no te permiten seguir viviendo en el país que te vio nacer.   Partiendo de la dictadura de Pinochet, Allende reflexiona sobre hasta dónde puede llegar el ser humano para conseguir lo que quiere. A través de una gama de buenos y malos, valientes y cobardes y todo el odio que se esconde, vemos las manifestaciones del amor y lo que contraen, ese cuido, la belleza, la solidaridad ante el abuso y la represión.


Con una prosa preciosa a la que ya estoy muy acostumbrada, Allende sobrelleva el horror de la tragedia con una narrativa poética y envidiable, que construye unos personajes que buscando desentrañar la verdad y llevar la justicia como bandera, chocan con un país que no se los permite. En definitiva, una novela fascinante, de tragedias, éxtasis, alegrías y un sinfín de claroscuros tan amplios como el amor y el odio. Muy recomendable.

viernes, 8 de junio de 2018

El hombre hembra, Joanna Russ.

viernes, junio 08, 2018 0
El hombre hembra, Joanna Russ.

Cuatro mujeres, que podrían ser una sola, viven en distintos universos paralelos. Por un lado, tenemos a Jeannine, que vive en una tierra parecida a la nuestra, donde el único objetivo de las mujeres es ser esposas; a Janet, en cuyo mundo sólo hay mujeres y se practica el socialismo; Jael, que vive en un mundo donde hombres y mujeres se enfrentan en guerra;  y por último a Joanna, que quiere borrar su identidad femenina para incursionar en el mundo de los hombres. Sin embargo, su mundo comenzará a cambiar cuando un día, sin motivos aparentes, comiencen a viajar entre dimensiones y cada vez que una de ellas intercambia “planos de existencia” con otra, surgen diferentes observaciones acerca del rol de cada género, así como un cambio de nociones acerca de lo femenino y lo masculino, intentando determinar cuál es la matriz de la femineidad.

Russ parte de la ciencia ficción para presentarnos un contraste entre el mundo actual de las mujeres y  la vida que podríamos tener en otras condiciones, con un estilo poético e intimista que nos acerca más a la trama. Pasa por la sátira social, el amor, el proselitismo político y la sociología extraterrestre. En cada movimiento la historia cambia de rumbo, permitiéndole a la autora desarrollar alguna particularidad de nuestra sociedad, en una crítica directa y demoledora.

Bajo cuerda, casi sin notarlo, maneja un enfoque claro y conciso sobre el feminismo y el socialismo. La autora se mete en temas que duelen, habla del machismo retrógrado, las leyes establecidas por el hombre y la represión hacia las mujeres. Lastima, nunca se pretendió que nosotras lo oyéramos. Nunca se pretendió que nosotras lo supiéramos. Nunca debieron enseñarnos a leer. Luchamos por abrirnos paso a través de un entorno masculino constantemente refractario; nos arrancan el alma con tal choque que ni siquiera sangramos. Recuerda: no quería y no quiero ser una versión "femenina", ni una versión diluida, ni una versión especial, ni una versión secundaria, ni una versión auxiliar, ni una versión adaptada de los héroes a quienes admiro.
Quiero ser los propios héroes”, dice la escritora.

Las cuatro mujeres confrontan sus concepciones culturales y la manera en la que se concibe la feminidad, tomando como punto de partida el machismo predominante en la sociedad. A través de una narración fragmentada, El hombre hembra juega con el concepto de identidad en todos los ámbitos posibles, su título no remite a características físicas, sino a cualidades, privilegios y derechos que los hombres se adjudican por tener un pene, llevando a nuestras protagonistas a aspirar a un hermafroditismo que consista en una igualdad de derechos físicos, morales, sociales y sexuales.


Esta es una novela escrita desde la cólera y el anhelo de la auténtica liberación. Joanna Russ se entrega a sus deseos más recónditos para explorar el espacio interior femenino, revelando los rincones más oscuros y brillantes de nuestra condición como mujeres. En definitiva, lo único malo que tiene El hombre hembra es haberse atrevido a soñar con un mundo mejor.

miércoles, 6 de junio de 2018

La noche de la Usina, Eduardo Sacheri.

miércoles, junio 06, 2018 2
La noche de la Usina, Eduardo Sacheri.
En un pueblo en las afueras de Buenos Aires a finales del 2001, una comunidad de vecinos se une para reunir el dinero necesario para llevar a cabo un proyecto que los ayude a salir de la crisis económica que desembocó en el Corralito bancario. En su lucha por dejar de lado a la decadencia y la pobreza, sufren una particular estafa que los lleva a luchar por lo perdido.

La noche de la Usina es una novela entrañable, óptima, llena de sentimientos y audacia, basada en escenas cotidianas que permiten hacer una introspección psicológica, en una lectura plenamente satisfactoria. Es un libro que se inicia con el cambio de siglo, en una comunidad que sufre la estafa del corralito, a manos de un gerente de banco y un empresario sin escrúpulos llamado Fortunato Manzi, que exprime el sufrimiento de las vacas flacas, partiendo de la metáfora invertida de exprimir a los pobres para enaltecer a los ricos, que se anuncia tras el misterio de aquella noche que el autor busca reconstruir hasta llegar al final.

Se llenan de desesperación e idean un plan para recobrar su dinero, en un plan más de justicia que de revancha, sin olvidar que el quebranto económico del estafador es también una recompensa. Sacheri construye un robo hecho por gente trabajadora y tenaz, que reivindica el ingenio de los pobres. Gratifica sus anhelos frutados, en un secreto hecho de asuntos sabidos y confundidos a propósito, o por azar, o por las dos cosas”.

Sacheri se introduce en el suspense dentro de un pueblo apartado, lleno de personajes, entre los que resalto a Perlassi, un antiguo futbolista que ahora es gasolinero. Junto a sus amigos, idean varios planes, con la osadía de quien no tiene nada que perder, engranados con un fino narrador y la gracia del lenguaje cotidiano típico de quienes se niegan a bajar la cabeza.

A través de estos hombres, el escritor logra introducir reflexiones sobre la fragilidad, la vulnerabilidad y el azar en la vida de cada uno de nosotros. Muestra un momento histórico lleno de héroes de a pie, denunciando abusos e injusticias sin sermones, ni proclamaciones, tan solo con una prosa firme y una intención clara.

Sin embargo, lo importante de esta novela no es la estafa, sino el conocer qué motiva a cada uno de los habitantes a colaborar con la causa. Empatizamos con el esfuerzo común, como si fuéramos nosotros quienes estamos involucrados, pues se logra sentir el propio dolor de ver todas las expectativas puestas en un proyecto que se desvanece gracias a que alguien tiene le potestad de ejercer fuerza sobre los demás.

Quieren que pague y esto le permite a Sacheri reflexionar sobre los hijos de puta que hay en el mundo, cuyo poder está en las acciones que ejercen sobre los demás, determinando preguntas como ¿qué es ser realmente una mala persona?, ¿Quién lo es, sabe que lo es? Permite ponernos en la piel de los personajes, entenderlos, incluso si es el malo, el desagradable, pues todos tienen un motivo claro para ser y ejercer así.

En definitiva, una novela con un lenguaje sencillo, un humor cotidiano y una reflexión que concluye que la línea que separa lo bueno de lo malo está a un suceso traumático de distancia.

lunes, 4 de junio de 2018

Hasta siempre, mujercitas, Marcela Serrano.

lunes, junio 04, 2018 1
Hasta siempre, mujercitas, Marcela Serrano.


Serrano versiona el clásico de Luoise M. Alcott situado en Chile. Refleja las personalidades de sus protagonistas, tal cual como la obra inicial, pero en esta ocasión no son hermanas, sino primas. Amy se llama Lola, guapa, egoísta y ambiciosa; Beth es Luz, dulce y solidaria, presente en espíritu; Meg es Nieves y Jo, Ada. Se reencuentran desde el recuerdo de su niñez, narrando sus diversas experiencias, reconociéndose a través de sus diferencias.

Serrano le es fiel a la personalidad de cada una de las mujercitas de Alcott y al mismo tiempo le da su toque moderno a los personajes, que cargan con una tragedia personal. Nieves parece ser devota de su marido e hijos, sin embargo, oculta una ansia secreta de transgresión; Ada se ha convertido en escritora, Luz se cuestiona su sacrificio por los demás y Lola no encuentra satisfacción en su anhelo de reconocimiento por su belleza. Entre amores y odios, las cuatro primas chilenas sobreviven a una dictadura llena de exilios y muertes, siempre intentando salir adelante en una sociedad que navega en su contra.

Hasta siempre, mujercitas habla del deseo, el destino, la felicidad y el engaño, a través de la revisión de un clásico, que le permite concluir la dimensión eternamente presente de algo a lo que no se puede renunciar. Serrano penetra en la psique de sus personajes, para mostrar su forma de ver el mundo, a través de las mujercitas del siglo XIX y las del XX, porque los mandatos no son muy distintos en ambas épocas. “Lo importante es que ellas siguieron los mandatos al pie de la letra y ustedes, ¿qué hicieron ustedes con ellos?”, dice.

Sus vivencias se refleja en el presenten, actualizando los problemas a través de las personalidades de las Mujercitas del siglo XXI. En definitiva, una reescritura interesante, con tono propio, que me ha gustado muchísimo y en la que me he visto reflejada.

jueves, 31 de mayo de 2018

Diez mujeres, Marcela Serrano.

jueves, mayo 31, 2018 1
Diez mujeres, Marcela Serrano.


Nueve mujeres, muy distintas y que no se han visto antes, comparten sus historias, mientras Natasha, su terapeuta, las reúne en la convicción de que las heridas comienzan a sanar cuando hablamos de ellas. Sin importar su estatus social, edad o profesión, cada una de ellas lleva sobre sus hombros el peso del miedo, la soledad, el deseo y las inseguridades, con un pasado que no pueden dejar atrás, o un presente distinto a lo que querían e incluso, un futuro que les asusta. En Diez mujeres hay madres, hijas, esposas, viudas y amantes, que guiadas por Natasha, aceptan el desafío de asumir y reinventar sus vidas.

Es una constante y 9 variables, que se presentan a través de monólogos , que cuentan los eventos más importantes en sus vidas, que reflejan la depresión que experimentan gracias a un millón de motivos, que desembocan en problemáticas relacionadas con la situación femenina en los roles de madre, hija y esposa, así como en temas como la tercera edad, el lesbianismo, la pobreza, el abuso sexual y la maternidad.

A su vez, los relatos logran conformar la historia chilena de la segunda mitad del siglo XX hasta el presente, que incluyen sucesos universales como la guerra de Vietnam, el nazismo y la emigración de los judíos, así como los conflictos actuales de la franja de Gaza y la guerra entre palestinos e israelíes.

Las mujeres son marcadas por varias secciones, que agrupan a las “esotéricas”, “proletas”, “intelectuales”, “VIP”, y las “bellas durmientes”, que representan la división geográfica y reafirma la hermandad entre todas estas mujeres. Marcela reafirma que todas ellas tienen una historia que contar y cuenta que  “Los tiempos están tan duros, el mundo está tan feo que correspondía más que fueran pacientes alrededor de una psiquiatra que amigas instaladas frente a un lago de vacaciones contando historias”.

Serrano sólo propicia datos necesarios y comunes, para entretejer sus relatos que cobran vida propia, siendo el comportamiento de la madre un factor constante que influencia a las protagonistas. Desde una mamá indiferente, hasta una abnegada o una paralizada por su enfermedad, cada una de ellas marca la personalidad de sus hijas, que las llevan a cuestionarse si serían ellas las mismas si hubieran nacido en otras familias, en otro país y con otro contexto económico. ¿Determinan las circunstancias a la personalidad? ¿Influye el destino? ¿Cuál es el límite de la libertad?

“Sin embargo, a veces pienso que la historia de una siempre es parte de la historia de las otras”, afirma Juana, una de las mujeres, que da pie a afirmar que siempre existe un punto de empatía dentro de la narración, ligado a la solidaridad femenina, en un abanico de personalidades sumamente diferentes.

Incluye también temas sobre la imposibilidad de controlar factores del destino como la muerte; el alcoholismo y la pobreza, entre otros opuestos, como el valor de la amistad entre mujeres y el sentido de vivir y luchar por lo que se quiere. Son mujeres corrientes, tan comunes como nosotras que, curiosamente, mientras más normal es, más fuerza posee, siendo capaces de sumergirnos en su interior. Una de ellas se cuestiona si ¿se puede enfermar de la pena?, siendo esta una pregunta que aúna a las mujeres de este libro, aunque todas en una circunstancia distinta.

Cada una es especial y diferente. Serrano está convencida de que para sanar, hay que hablar sobre lo que se siente. Así, Francisca, Mané, Juana, Simona, Layla, Luisa, Guadalupe, Andrea, Ana y Natasha exponen sus dolores. En definitiva, Diez mujeres sigue la línea de temática feminista partiendo de problemas comunes que tanto caracteriza a la escritora chilena y construye un libro compuesto por 10 monólogos increíbles. No es lo mejor que ha escrito, pero sin duda vale la pena leerlo.