El túnel, Ernesto Sabato. - Mariana lee

martes, 30 de mayo de 2017

El túnel, Ernesto Sabato.


 

Viva el siglo XX y su literatura.

Creo que no existe obra tan magistral y a la vez ligera y corta como El túnel, el argentino Ernesto Sabato ha construido una obra exquisita que me ha generado pesadillas y que hasta la fecha me mantiene fascinada.
 No fue sin hasta hace algunos meses que me decidí a leerlo, tras comprarlo en la feria del libro de Altamira en el mes de abril, todo el mundo hablaba maravillas de él pero a mí la verdad es que me daba un poco de miedo. 

Me encantan los libros que abordan la psicología de asesinos, sin embargo suelen dejarme unpoco perturbada y obsesionada con ellos, aún así no podía seguir resistiendome a El Tunel y a pesar de varias consecuencias, me ha encantado esta matavllosa y perturbada historia que comienza con una frase muy peculiar "Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne" que me atrapó desde el primer instante.



El túnel nos narra la historia de Juan Pablo Castel un solitario pintor que se declara culpable de un asesinato y que nos narra la historia de su crimen esperando que alguien logra comprenderlo, pero él opina que la única persona que podría hacerlo es precisamente su víctima, María Iribarne. 
Castel es un hombre introvertido, con una mente un tanto enfermiza llena de traumas, complejos, rencores y sobretodo bastante solitario, cuando un día conoce a una mujer que observa uno de sus cuadros prestrando especial atención a una ventanita a través de la que se onserva el mar de la que nadie se había percatado, ni siquiera los mś grandes críticos comienza a generarse en él una obsesión por conocer a esa mujer pues cree que es la punica que puede entenderle.
Con lujos y detalles nos narra en primera persona   su tormentosa pasión y obsesió así como la relación de amor y odio que terminan manteniendo, pasando a un segundo plano el tema del asesinato y centrandose en la psicología de éste hombre y en la extraña relación que se desarrolla entre María Iribarne y el pertubado Juan Pablo Castel.



A pesar de que sabemos el final de éste libro, es increíble la manera que tiene Sábato de atraparnos con ésta historia donde el punto fuerte sin duda alfuna es la narración en primera persona que maneja y que nos lleva a pensar que un asesino es una buena persona, la psicología de éste personaje es única ya que es un maltrataor, un obsesionado, en pocas palabras está loco e inclusive llegamos a sentir compasión por él.
En definitiva, algo que solo Sábato sabe lograr.



Sin duda alguna, un recorrido por la mente de un asesino y un viaje por los hechos que lo llevaron a tomar una decicsiṕon tan complicada y definitivacon respecto a una persona que alteró su mundo solitario, que le enseñó que era la compañía, pero que sobretodo le generó ese miedo a quedarse solo de nuevo,a ser ignorado (por ella) para siempre y que hizo de él una batalla consigo mismo y un arrebato de su locura.
En definitiva una obra corta pero compleja que he disfrutado muchísimo y que se lee en una tarde. Una obra magistral que no pueden dejar pasar por nada del mundo y que espero que se animen a leer en éste preciso instante.



1 comentario:

  1. No creo que esta obra sea solo la mente de un "asesino" sin ánimos de ofender es mas profunda y toca temas mas complejos que las de un simple ser enfermizo... Lo de leerla en una tarde no o recomiendo, es una obra qudeve ser digerida y releída varias veces para hallar su justo valor y no como una simple crónica policíaca...

    ResponderEliminar