Nosotras que nos queremos tanto, Marcela Serrano, Reseña.

miércoles, febrero 15, 2017 Mariana Teresa Garcia Escobar 3 Comments


 
Esta reseña forma parte del proyecto #AdoptaUnaAutora.

"Pero...Es que me dan escalofríos las vidas de aquellas mujeres sin cuento propio, las que aceptaron que el amor fuese la única referencia"

Este libro fue el primero que leí de Marcela Serrano (no hace mucho) y entre los que he leído, sigue siendo mi favorito, aunque el hilo de las novelas de Serrano sea casi siempre igual, Nosotras que nos queremos tanto (1991)  tiene un  ambiente diferente y más especial, probablemente porque es la primera novela que vio la luz (y la primera que leí) y porque fue el libro que me hizo enamorarme del feminismo como movimiento social.

Poco se habla de la lucha femenina en los últimos veinte años y en Nosotras que nos queremos tanto encontré en resumidas páginas un marcado objetivo feminista y un libro que indaga de lleno y sin tapujos la reivindicación de la mujer y los estereotipos que a lo largo de la historia se le han impuesto, al mismo tiempo que nos muestra a cuatro mujeres que se han alejado de las tradiciones familiares y han hecho de ellas mismas seres independientes, donde el hombre poco tiene que ver en el mundo femenino y en el tener una vida satisfactoria alejada de las etiquetas que a lo largo de la vida les han impuesto. Además, viene marcada por toques de política y represión durante el período de dictadura socialista de Salvador Allende y, aunque se sitúa en Chile en 1990, tiene muy presente ese período histórico característico de la crónica chilena.



El argumento es simple, cuatro mujeres chilenas (Isabel, María, Ana y Sara) se reúnen a orillas de un lago a comentar entre ellas sin inhibiciones su vida personal, marcadas por la experiencia socialista durante el gobierno de Allende y el golpe militar de 1973 y por la huella más profunda del amor y del dolor, vidas entrelazadas una con la otra, planteando biografía a biografía y página por página los dilemas del matrimonio, el sexo, el trabajo, la discriminación y todo lo que conlleva. Publicada a finales del siglo XX, en plena explosión del feminismo, se propone el profundo desencuentro entre hombres y mujeres, Marcela Serrano nos ilumina desde una visión feminista inédita (para la época y lo triste es que en la actualidad sigue igual) y enfrenta sin ambigüedad y de manera clara los contrastes de la condición existencial del ser mujer.

El libro está narrado desde la perspectiva de Ana en primera persona, cede su voz a sus amigas y va dando paso a diferentes historias en distintos momentos, como a María, una niña bien, un personaje complejo y bastante inadaptado, con una gran carga psicológica en su personalidad, en otra onda le sigue Isabel, una mujer tradicional que ejerció el papel de madre con sus hermanos, que tiene una familia estable y que tiene una vida profesional prometedora, "Creo que mi obsesión por mi vida profesional y mi dedicación a ella es casi sospechosa. Hernán me ha dicho incluso que es poco femenina. Pero… es que me dan escalofríos las vidas de aquellas mujeres sin cuento propio, las que aceptaron que el amor fuese la única referencia", y Sara, una mujer criada entre mujeres, cosa que la marca y la inclina a una lucha feminista , entre medias, pues se entrecruzan muchas otras historias de otras mujeres: amigas, hermanas, compañeras, etc.



Es un libro que aborda muchos temas diferentes desde una cantidad innumerable de perspectivas completamente distintas en las que cada uno de nosotros puede encontrar un apoyo según su punto de vista, una novela densa y variada que no es difícil de leer pues está escrita con una prosa impresionante que genera y sugiere muchas reflexiones en el lector y el rumbo que está tomando el género femenino en la actualidad.

“El día en que el hombre se apoderó del lenguaje, se apoderó de la historia y de la vida. Al hacerlo nos silenció. Yo diría que la gran revolución de este siglo es que las mujeres recuperen la voz”.


3 comentarios:

  1. Ay, yo solo una vez lei a Marcela Serrano y pues no me encantó, pero nada más de ver el título y tú reseña, me han dado ganas de volver a probar suerte :)
    Nea.

    ResponderEliminar
  2. No conocía a la autora, pero ya sé que tengo que leer esta obra porque, por lo que cuentas, es una maravilla *-*
    Me intriga bastante lo que cuenta a la autora, así que espero no tardar en hacerme con un ejemplar.
    ¡Ya te contaré! :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Casualmente, este también fue el primer libro que leí de ella, luego seguí con Antigua vida mía y me encantó aún más. Nunca la había visto como una autora feminista, pero realmente, pensando en lo que escribe y la forma como lo escribe, es 100% feminista.

    ResponderEliminar