Jorge Luis borges, ficciones.

martes, febrero 14, 2017 Mariana Teresa Garcia Escobar 0 Comments

Creo que me quiero casar con Borges.

Leer la obra de Borges es una tarea bastane complicada, intentar analizarla, resumirla y comprenderla es una labor aún más difícil por lo que hacer ésta reseña es todo un reto para mí, no quería que acabara otro año sin haberme atrevido a hablar de de su literatura por lo menos una vez, y aunque me siento bastante insegura con ésta reseña, me gusta el resultado.

Borges es de mis escritores favoritos y más influyentes, sin duda alguna era un hombre con un talento y una capacidad envidiable, me intimida bastante osar y atreverme a hablar de él porque creo que ni de chiste llego a una mínima parte de su nivel, es una persona a la que admiro muchísimo y que me produce un cierto miedo a la hora de expresarme acerca de él, sin embargo es un reto personal que merecía ser cumplido, que tenía desde hace mucho tiempo y que no podía seguir dejando pasar.

Trataré de hacer ésta reseña lo más corta, llevadera y ligera posible, acercarme a un libro tan profundo y hasta cierto punto pesado como Ficciones no es fácil y es aún más difícil tratar de analizarla completamente, ésto es solo un acercamiento a la obra del argentino y mi única recomendación es que no traten de abarcarla del todo y menos aún si es la primera vez que se topan con el autor, es preferible que se tomen su tiempo tanto para leer la obra como para hacerse con ésta reseña, tomárselo con calma porque la literatura de Borges es divina, única y merece ser tomada en cuenta y con tiempo, más aún cuando se trata de un libro como Ficciones,que inclusive ha sido definido como uno de los libros que dió rumbo a la literatura universal del siglo XX, además de que colocó a Borges en un primer plano de la literatura argentina y en general, está dentro de las 100 mejores novelas en español del siglo XX para el periódico El Mundo, así como también entre los 100 libros del siglo XX para el diario francś Le Monde y entre los 100 mejores libros de todos los tiempos para el Club de libros noruego (ay nórdicos, mis bellos nórdicos).

Borges es un innovador en todos los sentidos, desde que regresó de Europa en 1921 (de seguro esta fecha está mal, pero creo recordar que fue en ese año), tomó como rumbo levantar una literatura que no pasaba de ser un instrumento insuficiente, escribió de todo: poemas, manifiestos, ensayos y artículos, pero a partir de Ficciones logró su propósito, pues se ubicó en los tres campos sobre los que operó: la temática, el lenguaje y la combinatoria. Comenzó entre 1922 y 1926 y tomó vuelo entre 1935 y 1950 (su época de mayor auge, al principio escribió, luego publicó).



Ficciones fue publicada en 1944 y reúne dos series de cuentos, “El jardín de los senderos que se bifurcan” (1941) y “Artificios” (1944); además de los cuentos que estan escritos desde 1935 (El acercamiento a Almotásim) hasta 1943, donde la diversidad es su punto fuerte, sin duda alguna la primera parte a mi parecer es a más compleja (pero no difícil) y posiblemente por ésta misma razón la más importante, posee una cuota increíble de genialidad y resume de alguna manera todas las obsesiones de Borges (que no son pocas) el tiempo, los laberintos, el ajedrez, la teología, los espejos, la muerte, la memoria, los libros, la historia y un largo etcétera a través de relatos repletos de nombres, citas y referencias, y borda una pequeña obra maestra (digo pequeña por la extensión de cada cuento) compuesta de relatos cortos que no pasan de las seis páginas y que poseen una gigantesca calidad y complejidad en cuanto a sus temas y el estilo narrativo, para Borges todo es importante, la forma y el fondo, todo es absolutamente maravilloso, e inclusive puede dar la impresión que al leer una sola página, creamos haber leído diez, y eso sólo se debe a la carga sobrenatural y fabulosa capacidad de resumir en muy pocas líneas un torbellino de ideas (goal), es una exquisita escencia concentrada que no requiere de grandes cantidades para ser una maravilla.

 Los relatos contenidos en Ficciones (en ambas series) son múltiples y variados y comparten una infinidad de interpretaciones dentro de su amplia intertextualidad con la filosofía, los mitos y la innumerable cantidad de contenidos que podemos encontrar y rescatar en cada uno de ellos, es por eso que resumir a Borges y sus cuentos en tan pocas líneas se me hace sumamente difícil y lo mejor, evidentemente, es leerlo y apartir de la experiencia propia realizar un análisis más concreto, sin embargo, presentar una pequeña síntesis de los cuentos que más me han gustado me parece lo más apropiado para no dejar a medias mi reseña y para cumplir del todo y por completo con mi propósito de tratar de resumir de la manera más simple y sencilla la obra de Borges, no me voy a alargar mucho en el análisis y el argumento detallado de cada uno de ellos, pues como ya dije, tienen múltiples interpretaciones y para eso está el libro, aún así trataré de hablar de la manera más sintentizada posible de mi análisis (recalco el mi) acerca de los cuentos que mencionaré a continuación.


Si bien tanto "Tlön, Uqbar, Orbis Terius" (luego de una conversación de Borges con Bioy, que surge luego de discutir ese desagrado que causan los espejos la mayoría de las veces, se da una investigación partiendo de un párrafo que Casares había leído en una enciclopedia y que hablaba de un país desconocido, lo fantástico se va adentrando lentamente en la realidad, es increíble) como "Pierre Menard, autor del Quijote" (Menard es un escritor, quiere escribir y lo hace parcialmente, en el siglo XX el Quijote, siendo él toda la carga del siglo y las inevitables diferencias que los años provocan entre ambos, sin embargo, cada línea de su Quijote es más perfecta y limpia que la de Cervantes, es muy interesante pero a mi parecer, de los más complicados) son relatos sumamente interesantes, complicados y maravillosos, particularmente he disfrutado mucho más "Las ruinas circulares" ya que el tema de los sueños, la intentidad y la realidad me apasiona y el planteamiento de Borges acerca de si seremos el sueño de otro, que si somos una frágil imagen de nuestras tristezas y alegrías y sobre si nuestro corazón palpita realmente, es simplemente maravilloso, particularmente me apasiona la idea que Borges plantea, me reafirma como persona y mis pasiones, tristezas y alegrías pasan a ser sumamente relativas, pues se vive el momento y entonces, somos un sueño, de seguro el de alguien superior a quien no puedo ver, ni tocar, pero si sentir, y de seguro cuando despierte, nos esfumaremos y estoy convencida que eso que se plantea en Las ruinas circulares es la muerte,  ese ser superior que nos sueña a todos al mismo tiempo, que deja de soñarnos uno a uno y que no nos mata, nos deja de soñar.

Asímismo, en el metafísico  relato "La loteria en Babilonia", podemos encontrar que La Compañía, con sus sugerentes y variables juegos con castigos y premios no es más que eso que llamamos destino y sus incomprensibles azares, otorgados misteriosamente a sus criaturas, esa mística Compañía que ha existido, probablemente, desde siempre, hace y deshace días de suerte y adversos, es el Creador que teje y desteje los hilos del destino de los hombres que habitamos la tierra, Borges es el único que puede escribir algo semejante en pocos párrafos, haciendo que la máquina construya diversas y divinas imaginaciones para el deleite de la inteligencia y ese hábito del leer e intentar comprender. 

No puedo dejar pasar "La biblioteca de Babel" (pilar fundamental para mí) en el que Jorge ensaya mediante imágenes fantásticas y lugares imposibles un mundo infinto en forma de bibliotca perenne, donde el eterno retorno y su premisa son el centro del relato, las combinaciones de todos los alfabetos en todos los idiomas posibles plasmadas en libros es lo que Borges plantea, diciendo que de ser así, tendríamos entonces, esa biblioteca imaginada por él, sin embargo el tiempo es infinito, no tuvo comienzo  ni tendrá final, aún así, las combinaciones de esas letras, aunque siderales, tienen un límite, entonces dirán ¿cómo puede, entonces, ser infinita la Biblioteca si en algún punto ya no habrán más libros? sencillo, "El eterno retorno" , el tiempo circular que es infinito y con un número de átomos que componen al universo en desmesurados infinitos, y el número de permutaciones posibles de estos átomos se repiten una y otra vez; es decir,de nuevo viviremos toda nuestra vida, desde el más pequeño detalle, hasta el fin de las posibilidades y de nuevo, una y otra vez:
"...no es ilógico pensar que el mundo es infinito. Quienes lo juzgan limitado, postulan que en lugares remotos los corredores y escaleras y hexágonos pueden inconcebiblemente cesar, lo cual es absurdo. Quienes la imaginan sin límites, olvidan que los tiene el número posible de libros. Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden)..."

A pesar de que podría seguir nombrando y analizando relatos, termino rescatando "Tema del traidor y del héroe" cuento en el que hace una fuerte, contundente y profunda crítica al pensamiento occidental que ha planteado por los siglos de los siglos que el hombre es o bueno o malo, o héroe o traidor, o victima o victimario, dividiendo la realidad siempre en dos opuestos, si somos héroes no podemos ser traidores, sin embargo, Borges indica todo lo contrario y a través de Kilpatrick, el protagonista, nos demuestra como el ser humano es al mismo tiempo héroe, traidor, bueno, malo, víctima y acosador.

Hay quien opina que la obra de Borges, además de complicada, es excesivamente fría y desposeída de toda emoción y eso último es sumamente subjetivo, si bien es cierto que el estilo narrativo puede resultar bastante frío, sin emoción, ésto solo se debe a que él se limita a sugerir lo que el lector debe sentir, levemente, casi sin  quererlo, y ésto depende de la capacidad empática de quien lo lee, que solo si logra adentrarse en la lectura y mezclarse con las palabras, compensando la falta de emoción e invirtiendo la suya propia para disfrutar del todo al escritor, será capaz de sentir del todo Ficciones, tal vez ésto solo sea cuestión de gustos, pero de manera particular, he logrado comprender y sentir del todo la cantidad de temas diversos que Borges se atrevió a compactar en Ficciones.

En definitiva, un libro que me encanta y que sin duda ha marcado mi vida como lectora, Ficciones es ese libro que te lleva a cuestionarte qué es realmente la realidad y que todo mundo debería leer por lo menos una vez en su vida. Jorge Luis Borges fue un hombre increíble que puso sobre la mesa todo lo que llevaba por dentro, dando como resultado una obra magistral como lo es Ficciones, cargada de cuentos que se pasean desde los más filosóficos y metafísicos hasta los más sencillos como simples cuentos policiales, que, dentro de todo, esconden su lado cargado de filosofía. Una obra que no tiene precedentes y que jamás nadie podrá igualar que recomiendo leer con calma para disfrutar del todo y de Borges en su mayor expresión.

Nota: para un resumen más concreto de cada uno de los relatos, pueden visitar la página que tiene WIKIPEDIA acerca de Ficciones, está bien compacto y, aunque no hay análisis, es un acercamiento corto a la obra de Borges.

 

0 comentarios: