Los Miserables, Victor Hugo, Reseña.

martes, diciembre 27, 2016 Mariana Teresa Garcia Escobar 2 Comments

 
Me encantan los libros largos.

Si me pongo a pensar, una de las características que es estándar en todos los libros  me gustan es que son absurdamente largos. Los miserables no se queda atrás; en la edición que leí (que por cierto era prestada, gracias Maduro, maldita patria) la historia cuenta con 1550 páginas (viene en dos tomos) que como siempre, leí de una sentada porque no me sé aguantar; para mí, los libros larguísimos como éste cuentan con mucha más diversión y a mí parecer, mientras más largo, más entretenimiento, más sabiduría y mejor.

Me encantan los libros que están enmarcados en un contexto histórico, no es que yo sea una máster en Historia ni nada por el estilo, más bien es todo lo contrario, soy un desastre con nombres y fechas, pero hay ciertos puntos de la historia universal que me encantan y me llaman muchísimo la atención; uno de ellos es la historia francesa y el libro está dentro del contexto de los últimos años del Imperio Napoleónico y el principio de la restauración y las revoluciones, me encanta la manera en la que está tratado ese período de revolución y agitación política y la gran critica que realiza hacia lo que sucedía en aquel momento, e inclusive fue considerado un libro prohibido (obvio, narraba la cruda realidad del escalafón más pobre) que hoy en día es reconocido como un clásico indiscutible que contiene grandes hechos de la historia acompañados de una historia preciosa.


Ésta  novela es una obra maravillosa y un verdadero poema, nos encontramos ante una novela ingeniosa, emotiva y poética que aclama la palabra grandeza por todos lados. Un clásico con todos sus letras. Una trama que está magistralmente escrita, que nos volteea la cabeza y que nos presenta a unos protagonistas  en el último espacio de la pirámide social, que nos habla de maleantes, delicuentes, prostitutas y pobres tratando de sobrevivir en un marco histórico hostil, despiadado, cruel y narrado sin ningún tipo de tapujos; en definitiva, los miserables es un auténtico canto a la pobreza y a la lucha social que caracterizó a la Francia de esos tiempos y que tal vez nos presente a una sociedad prodrida no muy lejana a la que vivimos hoy en día. 

Los Miserables se divide en cinco partes que a su vez se dividen en capítulos más cortos. Comenzamos la historia con Jean Valjean, un expresidiario que cayó preso por robar un trozo de pan y que tras obtener su libertad y ser ayudado por un párroco, se convierte en Alcalde (obviamente que para que ésto suceda pasan un montón de cosas, pero es preferible que vaya al grano, ya que la reseña se volvería kilométrica y no queremos eso), en su camino se cruza con Fantine, una joven que fue hermosa y feliz y que por culpa de su inocencia juvenil cayó en la miseria más profunda y con una miña a su cargo, la conoce mientras ésta vagaba por las calles en búsqueda de dinero para enviarle a su hija Cossette, que es rescatada de la pobreza por Jean Valjean (por petición de Fantine) y que años más tarde conoce a Marius que a su ves incluye a Éponine, una joven totalmente irreverente, y que cae completamente enamorada. A todo éstos personajes, le sumamos a Javert, que de alguna manera es el malo de la historia (sin embargo, yo he hecho un análisis psicológico que me permite amarlo, jeje) pues persigue a Jean Valjean durante toda su vida por ser un expresidiario que se quitó éste título de manera un tanto ilegal, (en el fondo todo ésta lucha eran simples sentimientos de envidia pues Jean Valjean preso y todo llegó a ser alcalde y el se quedó siendo un triste oficialucho miserable) y que termina teniendo un mal final.

Sin duda alguna mis personajes favoritos son Fantine, Éponine y Gavroche,a mi parecer son los más complejos en cuanto a rasgos psicológicos (aunque Javert y Jean Valjean también tienen lo suyo)  y no se quedan tan planos como Marius y Cossette, que no es que me caiga mal, sino que en ciertos momentos su dulzura e inocencia se me hacía insoportable, Cossette siempre con la cabeza en otro lado, ausente a todo y Marius, bueh, al final inclusive llegué a odiarlo. Por su parte Éponine, siempre tan renuente, tan diferente, es la viva personificación del hecho de que la sociedad y el entorno corrompe al ser humano, me encanta éste personaje y aunque es tan miserable como los demás, tiene un espacio en mi corazón, en cuanto a Fantine, esa inocencia, esa desesperación por salvar a alguien más, esa valentía de entregarlo todo por su pequeña, me fascina, me encanta, ni qué decir de la escena (en la película es brutal) en la que ella canta / recita I dreamed a Dream luego de lo ocurrido, por Dios, es arte puro, además de que es una mujer bella, hermosa (muy bien interpretada por Anne Hathaway, por cierto) y me dejó fascinada. Qué decir de Gavroche, ese niño tan ocurrente, con sus comentarios siempre tan acertados y cargados de inocencia, tan hermoso,tan único,por mucho mi favorito y sin duda el más memorable. Lo que sí que me ha molestado es que se indaga muy poco en los tres personajes anteriormente mencionados, para mí son tan únicos y especiales y a veces se quedan en un segundo plano un poco feo y aburrido, de alguna u otra manera son utilizados simplemente para avanzar el el ritmo de la trama y listo,me hubiera gustado ver más de cerca a los tres e inclusive un escenario con los tres juntos, pero bueno, tampoco es un detalle que hace que el libro me deje de gustar.



A pesar de lo extenso que es el libro, no está plagado de un sinfín de personajes, todo lo contrario, tan solo hay unos cuantos y aunque los nombre son un poco complicados, no es nada difícil recordar los nombres. Al empezar el libro pensé que me encontraría con un millón de nombres y una cantidad bastante grande de locaciones pero no fue así, su extensidad se debe a las grandes descripciones y las anotaciones hechas en tercera persona de Hugo agrega con una prosa poética y espectacular que a algunos le parece pesada pero que a mí me encanta. Mi punto favorito de la novela, y a mi parecer el más fuerte, es ese narrador en tercera persona bien trabajado y esa prosa descriptiva cargada de poesía y romanticismo que la acompaña, me encantan las descripciones largas y bien trabajadas que Victor Hugo realiza, sin embargo, si tú no eres fan de los parrafos largos y sumamente descriptivos y por el contrario, te encantan los libros con mucho diálogo, quizá Los Miserables no sea tu libro

En definitiva; un libro que me encanta y que viene acompañado de un musical / película interpretado por actores increíbles que cumplen muy bien su papel. Un clásico de mis favoritos y una obra que hace eco del grito ahogado de el último escalafón de las clases sociales. Una novela que quizá tenga más vigencia de la que creemos (puedo realizar un análisis detallado de lo anteriormente dicho si así quieren) y que nos relata veinte años de miseria de un pueblo que aprendió a cantar (gritar- do you hear the people sing?)










2 comentarios:

  1. No he visto la película, ni leído el libro, pero sí vi el musical el año pasado y salí enamorada de la sala *-* Ni siquiera sé por qué no he visto la película, pero creo que antes voy a leer el libro, a pesar de saber ya la historia, porque estoy segura de que me puede gustar mucho.
    ¡Me ha encantado la entrada! Incluso me han entrado ganas de leerlo... Si lo hubiera tenido ahora mismo, seguramente lo hubiera empezado ya mismo -.- A ver si para estas navidades cae :P
    ¡Espero que estés disfrutando de las fiestas y de la familia, guapa! :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes? Gracias a ti supe de Eduardo Galeano, por tu reseña sobre "El Libro de los Abrazos". Ese libro (que ni siquiera terminé de leer) es adfkjsnsrdf. Luego fui encontrando frases de sus libros para ahí y bueno, in love con él. En estos días pase por Sabana Grande y vi un mural de él y AJSDFAS, EL FANGIRLEO TOTAL.
    Y nada más quería decir, gracias por ser tan genial blogger��.

    ResponderEliminar