Todos deberíamos ser feministas,, Reseña. - Mariana lee

jueves, 22 de diciembre de 2016

Todos deberíamos ser feministas,, Reseña.


Vivan esos movimientos sociales que luchan cada día por hacer del mundo un lugar mejor.

Me encanta el tema del feminismo y las charlas TED, Todos deberíamos ser feministas reúne las dos cosas ¿acaso hay algo mejor que eso? No, no cabe duda de que es la genialidad del siglo, lo cierto es que es uno de mis libros favoritos, no tiene muchas páginas (como la mayoría de las novelas que me atrapan) pero tampoco le hacen falta, es simplemente la transcripción y algo más de un discurso dado por la autora en el año 2012 que obtuvo un éxito inminente, y con toda la razón del mundo, es una charla dada por una persona que tiene mucho que decir acerca de la desigualdad, y que nos habla de ser feministas y nadar contra la corriente en un mundo que sigue negando derechos básicos a una gran parte de la población femenina, en sí la idea del feminismo está limitada por una cantidas absurda de estereotipos, yo me considero feminista y así como la autora, pienso que el mundo tiene los argumentos necesarios para que cada ser dentro del planea lo sea, si bien es un tema que últimamente es está sumamente sobrevalorado, tengo la certeza de que no se aborda como es debido, y es hora de que se le de su lugar en los temas de conversación necesarios e indispensables.

Cada día se oye más que algo está cambiando, que en tema de derechos e igualdad, las mujeres y los hombres viven esa equidad con la que llevamos soñando años, eso es lo que se dice, y eso es lo que muchos quieren creer, pero estamos claros y conscientes de que más allá de las palabras, las acciones dicen otra cosa y ese mundo utópico lleno de igualdad está muy lejos de ser la realidad, solo observando las redes sociales podemos ver cómo parece que hemos ido hacia atrás en vez de avanzar, el término feminista se ha desfigurado al punto de que es considerado inclusive un insulto, se ha llevado a los extremos de conjugarlo con el término nazi, que ya de por sí es bastante fuerte. Se dice que estamos en el siglo de las libertades y de las mentes abiertas, aún así a diario me pregunto qué concepto tienen algunos de lo que ser libre significa, pues el término feminista se le atribuye a aquella persona que cree y lucha por la igualdad social, política y económica entre ambos sexos y ya todos sabemos lo mal empleado y lastimado que ha sido dicha palabrita tan famosa.

¿Acaso no ha quedado claro que todos deberíamos ser feministas porque el término simplemente significa una equidad entre ambos géneros y no una lucha entre sí?  Me parece que hay una cantidad absurdamente enorme de gente que no se ha enterado de que ésto debe y será así, que luchar por una igualdad con la que se ha soñado por años no es un tema de burla, y ni de lejos meterse con íconos feministas es gracioso, el feminismo no es una moda, y ser feminista es algo que todos deberíamos considerar y por lo que se lucha en el hoy por hoy,me molesta enormemente lo mal que se habla de un movimiento tan hermoso y lo mucho que se ha desfigurado el sentido de una lucha tan pura como lo es la feminista, me parece increle lo crueles que pueden llegar a ser ciertos chistes y lo mal informada que está la gente acerca de lo que ser feminista siginifica, la ignorancia que se ve en Twitter es brutal, y ponerse a discutir con gente así e perder el tiempo, solo espero que se trate más el tema y que se vea como algo completamente normal que todos deberíamos aplicar, para que así cada vez disminuya el nivel de ignoracia y sobretodo odio que se ve en la vida cotidiana dentro de las redes sociales.

Como ya dije, es la transcripcion de un discurso dado por nigeriana Chimamanda Adichie en una conferencia en TEDxEuston (el vídeo está en Yotube, en inglés y traducido), en el que la afroamericana destila experiencias y situaciones personales que le hicieron plantearse que la cuestión de la igualdad de género y el feminismo no han avanzado tanto como parece, pues poco a poco se fue dando cuenta de que aún algunas de las más antiguas concepciones acerca del tema siguen en la mente de los hombres, pero es más impactante aún saber que inclusive las mujeres llega a compartir dichos pensamientos, puede resultar increíble pensar ¿cómo es posible que en pleno siglo XXI se siga pensando que la mujer es un icono subordinado al hombre, que aún se nos siga discriminando en el trabajo, la economía e inclusive en algo tan banal como una discoteca? y eso es lo que se plantea en Todos deberíamos ser feministas, que desde su título nos indica y sugiere algo que debería ser y que no es, por muy absurdo que parezca en pleno siglo XXI, con ese condicional, esa terminación del verbo que nos indica que el camino continúa y que en materia de igualdad y derechos, poco importa el género, porque todos deberíamos estar en la misma línea, a la misma altura de la balanza, sin embargo no es así ¿por qué? eso ya se los dejo a ustedes,y espero ver su opinión en los comentarios.

Además, les planteo la siguiente pregunta ¿se les ha criado sabiendo que los hombres y las mujeres son iguales? en mi caso no ha sido así, evidentemente se dice que de manera física somos completamente diferentes, ¿pero a ustedes de pequeños les han dicho que una mujer puede trabajar, ser y crear exactamente lo mismo que puede lograr un hombre? sin duda alguna, en mi caso no ha sido así, y estoy segura que en la mayoría de ustedes se repite el mismo error, limitar a tus hijxs a que según su género pueden o no hacer esto o aquello, y lo peor es que el problema no radica en los hombres que proponen éste tipo de eventos y situaciones, ni tampoco en las familias que repiten una y otra vez este patrón, sino en las mujeres que se han acomodado a ello, que aceptan ésto como una verdad que no puede cambiar; tampoco podemos dejar atrás ese pensamiento estúpido de que un hombre debe mantenerte, debe pagarlo todo ¿por qué? somos seres tan idependientes como los hombres, ni más ni menos, y ya es hora de enterrar esos pensamientos prehistóricos y arcáicos que han atrasado nuestra evolución como seres "pensantes", ¿por qué hay cuestiones morales que se escandalizan en el génro femenino y cuando se trata del género contrario es completamente normal?  y lo más importante ¿cómo se cambia eso, un pensamiento recurrente durante siglos y siglos que nos ha acompañado y encasillado por tanto tiempo?
En definitiva, los invito a apoyar la conclusión de Ngozi en la que expresa que para poder cambiar, es necesario una dosis de rabia bien canalizada que nos de eas ganas de cambiar lo erróneamente establecido y llegar a acciones efectivas, el verdadero cambio viene con actos que ataquen el problema de raíz, y una manera de empezar es en el colegio, desde los más pequeños,para formar seres humanos con otro nivel de pensamiento y enseñar a las mujeres a hacer valer ss derechos y a no agachar la cabeza ante la discriminación constante que se sufre en el hoy por hoy, al igual que llevar a los hombres a replantearse la cultura machista con la que han crecido. A través de sus experiencias personales, la autora nos lleva a darnos cuenta de que el problema parte de un simple daño individual que puede parecer inofensivo pero que en conjunto puede llegar a crear un conjunto que termina siendo una dolencia social, en resumen, nos invita a pensar en una solución global y a darnos cuenta de que el problema no es solo de las mujeres, que radica en algo macro que parte de un pensamiento micro que es hora de sepultar de una vez y para siempre.

3 comentarios:

  1. El problema con las mujeres feministas qué no logran entender los conceptos de Equidad e igualdad de género, intentan tener los mismo derechos qué un hombre las misma oportunidades y somos géneros distintos con cualidades y aptitudes distintas y cada género es importante en la sociedad.en estos tiempos el género ya no es tan importante vivimos en un un mundo competitivo y quien este mejor preparado tendrá mejores oportunidades.

    ResponderEliminar
  2. Woow, estoy cien por ciento de acuerdo contigo, por que aunque seamos muy diferente ambos géneros deberíamos tener los mismos derechos, yo si me considero feminista y no me da miedo admitirlo, pero si me da mucha rabia que utilicen el termino "feminazi" claro que hay chicas que son muy radicales y que todo lo ven como un acto machista, pero esas chicas -mayormente, por que también hay algunos chicos- no son feministas aunque declaren serlo, ya que tienen una idea muy errónea. Yo hice un pequeño ensayo para el colegio, ya que quería plantear el tema en mi clase y ver como reaccionaban, todos decían que quieren la equidad en derechos, pero todos los veían desde diferente perspectivas. Además hay algunas personas que actúan por costumbre, ya que así fueron enseñados y así fue en su época "su normalidad" a veces lo dejo pasar, cuando son cosas chiquitas, o que por respeto y empatia al pensar en lo anterior dicho, ya que así fueron criados y a veces las costumbres de toda una vida no se quitan fácilmente, a veces ni siquiera es su intención -en los mayores-, pero cuando me da mas rabia es cuando chicos de nuestra generación defienden pensamientos sexistas.

    ¡Gracias por tu increíble reseña! ¡Me encantaría leer este libro! Me lo comprare cuando lo vea por allí, ni se si esta en mi país, ya había oído escuchar de el, pero ahora me doy cuenta de que quiero ese libro y en físico para llenarlo de post-it y poder tener muchísimos mas argumentos para refutar ante esa gente que no entiende el verdadero significado del feminismo, para así quizás influir en sus pensamientos y hacer un cambio, por pequeño que sea.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Hola linda,me descubriste un libro fantástico, que me gustaría leer <3 De verdad, gracias.


    Te espero en La Reina Lectora

    ResponderEliminar