Jane Eyre, Charlotte Brontë. - Mariana lee

martes, 20 de diciembre de 2016

Jane Eyre, Charlotte Brontë.

 
Ay, las Brontë, las Brontë.
Jane Eyre es la obra maestra de la literatura victoriana, es una novela clásica de amor, dolor y sufrimiento, que además fue una de las precursoras del feminismo y que da pie a ciertos comportamientos estudiados en la psicología moderna, que nos habla de una huérfana que enfrenta su destino manifiesto gracias a su inteligencia e integridad inquebrantable, sin duda alguna fue una obra que generó mucha controversia y revolución en el momento de su publicación, ya que además de ser una obra clásica del romance, es una crítica reiterativa y punzante a una sociedad podrida y un grito a la valentía y el romance.

Se dice que Jane Eyre no es más que un relato autobiográfico de Charlotte, y yo estoy fielmente convencida de que Jane Eyre no es más que la vida de una de las hermanas Brontë que no lo paso muy bien, todas las dificultades que sufre Jane son solo el leve reflejo de la vida entera y los sufrimientos de una escritora que decidió ponerle otro nombre a su cruel historia, construyendo así una novela que te atrapa, hace lo que le da la gana contigo, y que al final, te deja respirar (llorar, jeje).

Jane Eyre es una niña huérfana que tras pasar por la familia de su tía, se ha educado en un orfanato deplorable, sin embargo, gracias a su inteligencia y su afán por aprender consigue agarrarle el ritmo a ese lugar terrible del que logra salir a sus 18 años de edad para comenzar a trabajar como institutriz en Thornfield Hall, donde se encarga de la educación de Adéle Varens, es allí donde comienza a enamorarse de su empleador, el señor Rochester que, pese a todo, parece haberse prometido con Blanche Ingram, debido a ésto y gracias a que Adéle ha comenzado a estudiar en un colegio, Eyre piensa en abandonar la mansión, es allí cuando Rochester le ofrece un trabajo en Irlanda y ella, incapaz de contenerse, decide declararle su amor y tras ser correspondida, ambos se compromenten.

Durante la boda, se afirma que Rochester ya estaba casado, y ella, sin poder soportarlo, decide marcharse, en su camino se topa con un sacerdote que la ayuda y comienza a trabajar como maestra, meses después  él le propone irse a la India,al igual que le pregunta si quiere contraer matrimonio con ella, pero Jane cree escuchar la voz de Rochester y vuelve a Thornfield, donde se topa con la casa en ruinas (ya que su esposa le prendió fuego) y se reencuentra con su amado que ha quedado ciego, finalmente se casan, él recupera la vista y al tiempo tienen un hijo.

El atractivo de Jane Eyre radica en las peculiaridades que la componen, y desde mi punto de vista son tantas que es probable que se me olvide alguna, sin embargo, haré todo lo posible para no perder el hilo de nada. En un principio nos topamos con la estética gótica desde una perspectiva que va más allá del ambiente, y dentro de este punto se encuentra en el contraste entre los cerebral y lo analítico de la mente de Jane con el escenario enigmático de las tinieblas del desván, cosa que hace que la novela contraste constantemente lo racional y lo misterioso. 


Otro punto interesante y que engancha al instante es la relación amorosa que maneja la novela, ya que no es un amor que se apoye en lo romántico o melodramático, siendo un amor en un grado bastante superlativo,podría haber sido extremadamente sensible, sin embargo Brotë supo definir los sentimientos de los dos y conjugar el amor en un grado sumo, con una importancia bastante grande a la sensatez de su unión. Jane es una persona sumamente individualista, ella sabe desde que nació que está sola en el mundo, y que así como no posee nada, tampoco tiene mucho que perder, así que apoyandose siempre en sus creencias religiosas, sale a batallar contra una vida que siempre tiene una jugada en su contra pero que en ciertos momentos, comienza a conspirar a su favor, y todo ello, lo bueno y lo malo, es el fruto de su esfuerzo, su reivindicación con la vida y el triunfo de su independencia, porque tampoco podemos dejar de lado el hecho de que ella es una mujer autónoma cargada de personalidad en el medio de una sociedad machista y dominada por el patriarcado, donde el único destino de las mujeres es dedicarse a su hogar, ella no tiene casa, ni mucho menos sabe de dónde viene, pero sí que sabe a dónde quiere ir y posee la voluntad y la tenacidad para cumplir su objetivo, que no es más que vivir su vida con dignidad, no advierte "la debilidad femenina" a la que estaba acostumbrada la sociedad que la rodeaba, ella simplemente lucha, y su esfuerzo la lleva al éxito, "sorprendente y pese a ser mujer". 
 
Y es que sin duda, la peculiaridad más grande de Jane Eyre es que para la época en la que vio la luz, es una novela increíblemente feminista y que pone sobre la mesa un tema tan complicado como la igualdad de género y nos presenta a un personaje que trabajando duro y estrellándose con la vida nos demuestra como una mujer puede conseguir los mismos logros y derechos que un hombre si existe una igualdad de condiciones,a pesar de que ésta conclusión no está escrita de manera explícita dentro de la novela, es evidente y estoy segura que dentro de la mente de cualquier lector crítico y analítico flota éste pensamiento que, en mi caso, era bastante recurrente, pues dentro de la literatura, Jane Eyre se ha convertido en uno de mis personajes favoritos, hoy en día se han construído una infinidad de novelas con protagonistas femeninas que llevan el rol de mujeres independientes, y aunque eso está muy bien y no soy quien para criticar esos personajes (que desde mi punto de vista, están un tanto sobrevalorados) nada podrá superar esa tenacidad que tanto caracteriza una obra tan importante como lo es la novela escrita por Charlotte Brontë, que en definitiva es una mujer que luchó contra los estereotipos establecidos y logró publicar su libro, aunque haya sido bajo un seudónimo, es por ello que como ya dije anteriormente, estoy fielmente convencida de que ese personaje principal que ella hace llamar Jane no es más que una Charlotte que siempre buscó salir adelante y luchó constantemente por su integridad como mujer y como ser humano.

Ahora bien, Jane Eyre no es sólo una novela romántica, porque en ella hay valores que sobrepasan los esquemas del romanticismo como movimiento literario, y es por ello que una infinidad de críticos la han catalogado como una novela inclasificable en una tendencia deerminada, ya que, por ejemplo, su argumento es impresionantemente sólido, además sus personajes tienen una entidad única que no varía y que se mantiene igual desde el más insignidicante hasta la pareja que le da rumbo a la historia, además, su exquisita prosa cumple una doble función, pues si bien presenta la historia de una manera divina es, además, la expresión de las inquietudes más recónditas de la mente de Charlotte, pues ella desnuda su alma sin ningún tipo de tapujos ante los ojos del lector que disfruta de un paseo por sus sentimientos y explora el lado psicológico y autobiográfico que hay en Jane, en resumen, son elementos que le dan a la novela una importancia que trasciende el romanticismo, y aunque no deja de ser una obra romántica que pertenece a éste movimiento, va mucho más allá de muchas de las obras que se construyeron durante éste período literario, que confieso que es uno de mis favoritos.

Para concluir, te invito a que explores esa Jane que todos llevamos dentro y que en un mundo lleno de hombres, de machismo y de discriminación te atrevas a ser una Charlotte y resurgir de las cenizas para defender tus derechos como mujer íntegra, independiente y  única en tu especie. En definitiva, una obra que me encanta y que es una de las bases de la lucha feminista que hoy en día llevamos a cabo, un libro que me encanta y que sin duda todo mundo debe leer por lo menos una vez en la vida, si bien no maneja un lenguaje tan coloquial, leerla es un paseo y dentro de ella podemos encontrarnos y solidarizarnos con el personaje principal que lleva en sus venas ese prototipo de mujer, y de ser humano en general, ideal que todos debemos ser para poder salir adelante.



 

6 comentarios:

  1. Yo no sabia que este libro existia!!! He visto la pelicula de Jane Eyre varias vaces y siempre hsta el final porque me llegab al corazon.
    Me parecis todo tan cruel esde su ninez...No me salia otra cosa que apiadarme del personaje que por lo que dices existios si no he leido mal, no??
    Sinceramente en cuanto vea el libro o pued comprarlo nline lo hago. Gracias por el post

    ResponderEliminar
  2. Hola! no conocia este libro y por lo que veo en el comenario de Belswan tambien hay pelicula! noe s toy muy puesta en este tipo de libros por lo general no suelen gustar, reconozco que la historia es interesante, puede que primero pruebe con la pelicula y si me gusta me tire a por el libro. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo también desconocía que estaba en película,pero prefiero los libros. Así que anotado queda .Bss

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!! Al igual k el resto de compis desconocia de este libro y aun mas la existencia de pelicula!!! No es mi genero de lectura jejejeje un aaludo

    ResponderEliminar
  5. Me encanta estos tipos de lecturas que siempre nos enseñan algo novedosos. Debo confesar que es la primera vez que leo algo donde dicho libro.
    Quiero leerlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta estoy fascinada. Realmente es algo increible. No sabia de esto pero suena genial. Una mujer con grandes talentos y muy inteligente que lucha por lo que quiere

    ResponderEliminar