Madame Bovary, Gustave Flaubert, Reseña.

jueves, octubre 20, 2016 Mariana Teresa Garcia Escobar 0 Comments


Vivan esas novelas con una prosa maravillosa.

Madame Bovary es de esos libros que contienen tantos detalles que cada vez que los lees puedes encontrar algo completamente nuevo y fascinante, es de esas novelas que, en la medida que vas leyendo, te hace cuestionarte cómo algo puede estar tan perfectamente escrito que duele, hay quien aborrece a Flaubert por sus minuciosas y amplias descrpciones, pero a mí me fascinan y de escribir un libro, me gustaría tener la calidad literaria que hay en una novela tan maravillosa como lo es Madame Bovary.

Porque es, además, una novela que te golpea contra la realidad apunta de construir ilusiones (y esto es bien ambigüo, pero es así) que terminan por derrumbarse, simplemente porque la vida no funciona así, y es que Madame Bovary es una obra de arte en el mayor sentido de la expresión, da la sensación de que ha sido esculpida palabra por palabra, con frases que parecen poesía y con descripciones que te dejan sin aliento y con ganas de saber cómo coño algo puede estar tan malditamente bien escrito de una menera preciosa.

El origen del realismo está estrechamente ligado a la novela épica, naturalista y mágica, además de ser una de las obras literarias llamadas por excelencia romanticismo tardío, Madame Bovary constituye uno de los puntos principales de referencia para el movimiento conocido como el realismo, sin embargo, la historia también se encuentra estrechamente unida a lo que se conoce como novela alegórica, siendo así una crítica a la sociedad burguesa del siglo XIX, posterior a la Revolución Francesa y al gobierno absolutista de Napoleón, es por ello que Gustave Flaubert construye, mediante una relación amorosa, una novela dividida en tres partes que nos muestra su punto de vista sobre el tipo de vida que llevaba la sociedad de clase alta en la Francia del temprano siglo XIX, al relacionar al personaje principal con un hombre que no le ofrece más que exhibirla como si fuera un título, por eso es que Madame Bovary es , al fin y al cabo, más que una novela, y pasa a ser un relato fiel y un paradigma para la literatura realista naciente, para lo que hoy se conoce como obras universales y para la filosofía francesa (y Europea en general) del siglo XIX hasta la actualidad.

La novela se basa en la vida de Emma Bovary, una joven de provincias, casada con Charles Bovary, quien la ama pero es incapaz de satisfacerla y comprenderla, con una hija inteligente y que ha heredado su mítica belleza, tiene, en definitiva, todo lo que necesita para ser feliz, sin embargo, ella se siente extremadamente aburrida de todo lo que la rodea, la insatisfacción va creciendo dentro de sí hasta convertirse en una mujer liberal y adultera, cuya soledad y desesperación la llevan a reberlarse contra su propio destino. 
Sé que en un principio puede parecer que el tema principal es la vida "pecaminosa" de una mujer insatisfecha en todos los sentidos, sin embargo, para mi Emma representa esa desesperada búsqueda de algo mejor, esa lucha contra el destino cruel que se nos presenta y no nos llena, ese deseo de felicidad plena que, al final, nunca logramos alcanzar.

Y es que Emma es una joven sumamente soñadora, que siempre ha vivido en su mundo de fantasía, que se ha construido una idea del amor partiendo de pensamientos y novelas románticas que le encantan,  ¿cómo no va a soñar con un amor a su medida y perfecto para ella? Todas lo hemos hecho, y ella no se va a conformar con lo normal, ella quiere ir más allá y quedar completamente satisfecha con lo que ella quiere, hay quienes no la soportan, yo, en particular, la amo y me encanta que haya hecho lo que quiso hacer, si bien Charles no se merecía por lo que lo hizo pasar, para ella estaba completamente justificado todo lo que hizo, critican que se estreyó, que fue estúpida y que no aprendió de sus errores, pero ¿a cúantas personas conocen que aprendan a la primera? ella es un personaje sumamente real que ha cometido los errores que cualquier persona común y corriente comete, hasta cierto punto me molesta ver en reseñas una moralidad extrema como que si nunca en la vida han fallado, déjense de estupideces, entiendo que Emma puede llegar a ser muy melodramática, pero el ser humano es inestable por naturaleza, ella es real y punto, no le justifico del todo el adulterio, pero ella estaba buscando su manera de sentirse plena, ¿o es que no conocen a nadie que lleve una vida liberal?, ¿jamás han pensado en mandarlo todo a la porra y buscar la felicidad plena?, particularmente lo he pensado mucho, aún más luego de leer Madame Bovary, una novela que sin duda alguna, nos hace  reflexionar sobre nosotros mismos, sobre hacia donde queremos ir, acerca de nuestra vida, nuestra estabilidad, la soledad, el deseo y la felicidad plena, ¡Ay Emma, como has sufrido!

En definitiva, Madame Bovary es de mis libros favoritos e impelable en mi lista de libros impresindibles, es una historia que, al fin y al cabo nos narra la historia de una mujer que tiene todo con lo que cualquier chica de su época sueña, pero que cae en el error de descuidar su propia alma, su templo. 
Los invito a leer Madame Bovary sin prejuicios y a construir su propio análisis de una obra base de la literatura universal que me tiene fascinada.

 

0 comentarios: