Santa Evita, Tomás Eloy Martínez. - Mariana lee

martes, 9 de enero de 2018

Santa Evita, Tomás Eloy Martínez.


"Aquí está, por fin, la novela que siempre quise leer." Gabriel García Márquez

Diosa, reina, señora, madre de los pobres, abanderada de los trabajadores y árbitro de la moda. Santa Evita para unos y para otros una analfabeta resentida, trepadora, loca y ordinaria, presidenta de una "dictadura de mendigos”".

Tomás Eloy Martínez hace una mezcla de hechos  reales y ficcionados concentrados en la vida de la primera dama argentina Eva Perón, a partir de su muerte a los 33 años y el destino de su cadáver embalsamado por Pedro Ara, quien le devolvió su belleza y juventud, incluso después de morir, que fue copiado varias veces, que viajó por el mundo por veintiséis años y que trastornó a todo aquel que se le acercó.

Santa Evita es una mezcla entre biografía, novela y reportaje de una época en Argentina que dejó mucho que contar. Martínez narra dichos sucesos combinados con la vida de Eva Perón, desde su humilde infancia hasta convertirse en un ícono político y pasar a ser un cadáver profanado, que representa la idiosincrasia de un pueblo dividido, que ve al ambiguo personaje como un símbolo de salvación o de perdición, afianzado en la conciencia colectiva, partiendo de la memoria que engaña, para darle sentido a lo vivido y, sobretodo, para seguir viviendo.

Es, así, un relato inquietantemente conmovedor; la catarsis de una obsesión. Eloy Martínez nos pasea por todo lo que Eva tocó, las pasiones que despertó, el odio que sembró y el amor que creó, incluso después de muerta, sin poder descansar ni un solo segundo. La novela muestra, más allá de cualquier otra cosa, una lucha de clases, siendo el personaje la relación vital de la realidad política y social. Santa Evita no es solo un objeto de contemplación o repudio, sino que representa las ideologías concretas en permanente lucha entre ellos, logrando desacralizar tanto la versión “buena” como la “mala”, a medida que reconstruye el mito.

 A través de distintos recursos meta-narrativos, Tomás Eloy Martínez nos habla a partir de entrevistas, fuentes escritas, cintas televisivas e incluso, nos hace partícipe de sus propias reflexiones para reconstruir a una figura que lo obsesiona, dando a entender para qué cuenta esta historia. Mediante recursos como la prolepsis, anuncia qué va a narrar y permite ver la complejidad de Eva Duarte de Perón, a través de distintos enfoques, que muestran a una mujer marcada por su pasado, con diversas facetas, como villana, como santa y, sobretodo como humana.

En definitiva, Santa Evita recupera la esencia mítica de un personaje central de la historia argentina, dejando de lado su neutralización y despolitización para mostrar la “verdad” que enmascara las “mentiras” de la ficción. Una novela impresionante.


1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Ay, no había oído hablar de este libro y suena super interesante. Tu reseña me ha dejado con unas ganazas de ir corriendo a la librería y agenciarme el primer ejemplar que vea. Me gusta especialmente el que esté escrito de modo distinto, con el uso de las entrevistas y demás.
    ¡Gracias por la reseña! Un beso.

    ResponderEliminar